lunes, 29 de septiembre de 2014

Matemática para jóvenes de 15 años

¿Qué recursos tienen nuestros estudiantes de 15 años para calcular?

Con esta pregunta se abre la posibilidad de ver, escuchar, observar los caminos que sigue un adolescente para resolver un cálculo, qué herramientas tiene, qué sabe, qué no sabe y qué aprendizajes tiene a medio construir.

Inventá un cálculo con el número 1,23456789 y que tenga como resultado 41,2.

Lo que interesa en esta consigna no es tanto el resultado final como el proceso que desplegará lo que saben, lo que no saben, los prejuicios, los inventos, los errores, lo que hagan con los errores, de cada estudiante.

El maestro tiene que estar preparado para atender a cada chico en particular para no perderse nada. De mi experiencia con esta consigna en el aula recomiendo observar en cada joven por separado y tomar nota.

  • ¿Se desconcierta? Si es así: ¿qué hace a partir del desconcierto? ¿Considera la posibilidad de darse por vencido?
  • ¿Recurre a la calculadora? ¿Advierte que la cantidad de cifras del número no permite ingresarlo a la calculadora? ¿Qué hace con ese dilema? ¿Se maneja con aproximaciones? ¿Tiene criterio para decidir si es pertinente una aproximación?
  • ¿Usa lápiz y papel para anotar? ¿Borra o tacha? ¿Qué hace con el papel que se va llenando de anotaciones?
  • ¿Conoce los algoritmos para recurrir a ellos?
  • ¿Domina los números decimales?
  • ¿Qué idea tiene del sistema de numeración?
  • Considera obtener más de un cálculo que cumpla la consigna?
Si algún docente se hace eco de esta propuesta, agradecería que comenten acá los resultados de la experiencia para seguir compartiendo.

Isabel Ortega

No hay comentarios.:

Publicar un comentario