sábado, 10 de mayo de 2014

Los centímetros y las pulgadas

Para calcular longitudes hay muchas unidades diferentes. El proceso de medir implica elegir una unidad de medida y luego calcular cuántas veces la unidad elegida está contenida en lo que se quiere medir. Esto es una división. Siempre hay una división en el proceso de medir.
Aclarar esto parece una exageración pero es que cada vez más se presentan, en las aulas de matemática, cálculos y problemas para operar con medidas calculadas de antemano sin haber dedicado un tiempo a aprender a medir. Los libros de texto tienen cada vez más esta falencia también. De resultas de lo cual, hay demasiados estudiantes que terminan su secundaria y nunca aprendieron a medir (y creen que sí).

Y hablando de unidades de medida de longitud, este artículo contiene una actividad con la pulgada y el centímetro. Lo primero al hablar de centímetros es tener en claro qué largo es un centímetro. Lo mismo para la pulgada. Si no podemos identificar en los objetos cuán largo es un centímetro o una pulgada, estaremos hablando de ellos en abstracto; centímetro y pulgada serán significantes vacíos de significado. Dicho de otra forma, no sabremos de qué estamos hablando. Para trabajar estas cosas acá va la actividad que puede ser usada en un aula de primaria o de secundaria. Todo depende de la capacidad del docente para escuchar (observar con los cinco sentidos) a sus estudiantes mientras trabajen. 

Esta actividad pertenece a "Para Calcular 7" de Ediciones del Eclipse.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario