martes, 3 de diciembre de 2013

Geometría en la cocina

Ilustración de Fernanda Cazador

Estas sugerencias fueron pensadas para niños de 4 a 7 años.
La cocina de la escuela siempre es una fuente de inspiración matemática. El trabajo con masa puede ser orientado de manera de poner de manifiesto las formas geométricas. Manipular masa para hacer galletitas caseras, hacer bolitas (esferas), choricitos (cilindros), usar el corta pastas para hacer masitas con formas variadas, valerse de cuchillos para cortar galletitas triangulares, todas estas son actividades que pueden usarse para que los chicos vayan incorporando el lenguaje técnico de la geometría y, además, con el método de ensayo y error, y por comparación entre sus producciones, construyan, paso a paso, las nociones geométricas elementales.
No tenemos que dejar pasar el trabajo en la cocina sin detenernos un poco en las formas geométricas de los envases de alimentos. Envases que ruedan y envases que no ruedan, latas cilíndricas de diferentes tamaños, cajas con forma de paralelepípedo, son material para clasificar, ordenar por altura, por ancho, etcétera.

Los envases, vacíos o no, son ideales para usarlos como sellos y hacer un sin fin de imágenes que, además, ponen de relieve las formas planas de las caras de los cuerpos geométricos.








No hay comentarios.:

Publicar un comentario