martes, 29 de octubre de 2013

Enseñar a razonar la matemática


Cuando alguien enseña matemática lo más importante es empezar por averiguar qué cosas son las que el estudiante ignora y cuáles son los caminos de razonamiento que los llevará a apropiarse de ese conocimiento. En este sentido, al llevar a clase los métodos habituales del cálculo elemental, es muy tentador pasar por alto las razones que justifican los algoritmos que se usan en clase todos los días. Como nosotros mismos ya no recordamos cómo las aprendimos cuando éramos chicos, como casi seguramente las hemos aprendido de memoria, es muy corriente pasar por alto los razonamientos que desembocan en ellos. Por ejemplo, ¿sabe usted por qué el producto de fracciones es el de arriba por el de arriba y el de abajo por el de abajo?

A mí me parece que tener en cuenta estas cuestiones hace que la matemática que enseñamos sea más clara porque ¿cómo va a razonar alguien sin conocer las razones?
Este blog se ocupa de develar las razones que a veces los docentes no aprendimos en nuestra formación. Invito a los lectores que a que dejen en un comentario las cuestiones que valoren importante a ser tratadas aquí.










No hay comentarios.:

Publicar un comentario